, ,

Este pingüino visita cada año al pescador que lo salvó de morir.

Cada año hace una travesía de 8.000 km para estar con su amigo humano.

img_fcastanyer_20160929-144304_imagenes_lv_otras_fuentes_pinguino_brasil_dindim-krkf-656x369lavanguardia-web
Un año más, Dindim, el pingüino que viaja cada año una distancia de aproximadamente 8.000 kilómetros para estar con el pescador que lo salvó de morir ahogado en petróleo, ha llegado a Provetá (Brasil) donde reside Joao Pereira de Sousa. Con este viaje, el pingüino ya ha realizado cinco travesías desde las costas de la Patagonia hasta Brasil para poder estar con su amigo humano.

 

 

La historia de esta amistad se fraguó cuando el pescador brasileño encontró a un pingüino de Magallanes (Spheniscus magellanicus), cubierto de petróleo y hambriento en unas rocas frente a la costa de Río de Janeiro. El hombre tardó una semana para eliminar todo el residuo negro aceitoso de las plumas del ave marina. Lo alimentó y lo cuidó hasta que el animal estuvo bien para poder volver a su vida en el mar.

img_fcastanyer_20160929-125157_imagenes_lv_otras_fuentes_pingui3-krkf-656x405lavanguardia-web

Sousa no esperaba volver a ver jamás el animal, pero desde entonces, cada año, el pingüino nada unos 8.000 kilómetros para volver a la costa brasileña donde se reencuentra con el hombre que le salvó la vida.

 

 

Para que el animal se pueda recuperar del gran esfuerzo, Pereira de Sousa, de 71 años de edad, lo alimenta cada día con pescado fresco y el pingüino se queda durante ochos meses. Transcurrido este tiempo, Dindim regresa al mar para pasar el resto del año en las costas de Argentina y Chile

 

Fuente: www.lavanguardia.com

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El pueblo que tiene el alquiler de vivienda más bajo del mundo.

Un famoso youtuber se gasta 21,000 dólares en un billete de avión en primera clase de Emirates.