in

Las playas que brillan en la oscuridad. Una invitación a la aventura.

La bioluminiscencia

El fenómeno de la bioluminiscencia no es único en este enclave del mundo.
La Laguna Grande de Puerto Rico es otro de los lugares de referencia en el que se puede presenciar. En tres de sus bahías, los turistas pueden observar cómo cualquier movimiento en el agua hace que unos microorganismos llamados dinoflagelados emitan luz e iluminan todo lo que tocan, incluso la mano de quien la sumerge en el agua.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *